Digital workplace para mitigar los efectos del COVID-19

COVID-19 ha traído una crisis que obliga a actuar rápido, para proteger la salud de la gente y evitar que se propague el virus. Sus consecuencias inmediatas afectan y seguirán afectando todos los aspectos de la sociedad a largo plazo, incluyendo los lugares de trabajo.

En términos de trabajo, el teletrabajo o digital workplace es la solución para reducir los daños. Ya ha sido adoptado por muchas empresas y está siendo adoptado por muchas otras. Ahora beneficia más que nunca al permitir escalar y adaptar las necesidades del negocio a las condiciones actuales.

¿Cuáles son las preguntas a responder?

  • ¿Está preparada la organización para equipar a los trabajadores para trabajar desde casa?
  • ¿Dispone de instrucciones claras para que los empleados puedan trabajar en remoto y resolver problemas?
  • ¿Cuenta con herramientas que permitan una buena comunicación interna y colaboración entre empleados?
  • ¿Cuenta con herramientas de colaboración que la conecten con clientes y proveedores?

¿Cuáles son los pasos a seguir?

  • Analizar la tecnología, los procesos y las capacidades de la empresa para permitir el teletrabajo.
  • Optimizar los procesos y el uso de la tecnología existente para permitir el teletrabajo.
  • Planificar el cambio. Rediseñar los procesos para hacerlos eficientes al virtual workplace.
  • Implementar nuevas tecnologías si fuera necesario, modernizar el negocio y facilitar la comunicación y colaboración entre compañeros.

Ello permite asegurar la continuidad del negocio y cubrir las necesidades de los clientes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *